Skip to content
El brindis final PDF Imprimir E-Mail

Por VICTORIA DE MARÍA

Hace un par de noches, en una fiesta bailable más bien pensada de chicas para chicas, conversaba al pasar con una amiga –amiga de Plagio, por cierto- sobre la gran cantidad de cosas que uno debe vivir para darse recién cuenta que uno en la vida –si es el caso- debe funcionar de otro modo.

 

 Seguidora de mi entonces actualizado blog, ella siguió tiempo atrás la historia que hizo, por primera vez, que yo cambiara mi modo de operar. No es extraño que ese gran cambio lo desencadenara una desilusión amorosa, igual como le ocurriría a ella tiempo después. Pero sin importar la razón por la cual haya ocurrido, mirando desde lejos ese entonces de alguna forma doy infinitas gracias de que al fin algo haya hecho que rasgos tan propios míos, que me desagradaban infinitamente, pudiesen volcarse de otra forma. Desde aquel entonces ya han pasado 2 años o más –¿o menos?-, y sin darme mucho cuenta hoy día tengo una vida de esas que quería, sin andar gritando a los 4 vientos que lo logré. De hecho, hace otras dos noches conversaba con mi muchacho de lo duro que muchas veces se me hace el presente. Y entonces, al final de nuestra conversación, me di cuenta de que cuando uno alcanza lo que quiere, empieza a poner ojo en otras falencias del presente, sin valorar que para llegar a donde uno está, ha debido vivir más vaivenes que un gato. Quizás en el cruce de esas dos conversaciones me dio por de recordar otras historias, otros tiempos y también comparar la linda vida que tengo con pasados cercanos que cada vez se ven más lejos. No se me ocurrió nada más para escribir cuando me comentaron que esta era la última columna de Plagio. Porque por razones varias, no seguimos online. He estado presente en otros fines de Plagio y en ese entonces también me tocó hablar. Recordé esa noche, en la casa de Neruda en Bellavista, que el último número que Plagio había publicado llevaba una edición parásita de la revista Casagrande y entonces se me ocurrió advertir que ese maldito bicho había causado su muerte. Por esos días el equipo de la revista vivía vidas distintas a la de hoy, y así y todo nos hemos mantenido cercanos. No por nada, es el equipo que en gran parte ha escrito una seguidilla de columnas, entrevistas y otras cosas en este sitio. Por eso, en un intento de unir manzanas con peras, me acuerdo de los cambios, de los giros pensados y también de los repentinos. Y pienso que así como esta es una última columna, quizás en qué estemos en dos años más. Ojalá sólo podamos contar buenas cosas. Y que este sea sólo una vuelta de página. Porque aunque haya que recorrer largos caminos para cambiar vicios enfermos de la propia vida, lo más increíble de los finales, por más archisabido que sea, es que siempre son el principio de otra cosa. Es decir, que esto recién comienza.

Por Plagio, por los amigos, por el buen vivir.
Por los finales y por los flacos y buenos tiempos.

Victoria De María
Acerca del Autor:
Victoria de María es periodista de la Universidad Católica. Actualmente trabaja colaborando para distintos medios. 
Comentarios
Buscar
¡Sólo los usuarios registrados pueden escribir comentarios!

3.21 Copyright (C) 2007 Alain Georgette / Copyright (C) 2006 Frantisek Hliva. All rights reserved."

 
< Anterior   Siguiente >

Proyecto financiado con el aporte de:

Advertisement

Top

Habitar

Por DAVID VILLAGRÁN


Leer más...
 
Aeropuerto y otros poemas

Por ALEXIS CASTILLO

Leer más...
 
El Tarot de la Carretera

Por MANUEL ILLANES

 


Leer más...
 
Matria (Selección)

Por ANTONIO SILVA

la ópera fue ensayada día y noche, una pieza
sentimental para los comensales
una pequeña ventanita de cholguán y visillo
color muerto permite al lector fisgonear –y por
qué no reír de la india travestida de selva lírica.


Leer más...
 

John Ashbery

Traducido por TOMÁS COHEN


Leer más...
 
Fragmentos de "Baa Mithl Beith Mithl Beirut"

Por CLAUDIO GAETE BRIONES

Imane Humaydane-Younes nació en 1956 en Ayn Enoub, pueblo libanés de la montaña drusa. Durante las confrontaciones regionales y luchas interiores que ensangrentaron el Líbano entre 1975 y 1990, ella vio vaciarse su región de una gran parte de sus habitantes. Actualmente vive en Beirut, donde realiza un estudio sociológico sobre los desaparecidos durante la guerra.


Leer más...
 
3 Poemas de André Breton

Por FRANCISCO FALCATO

Leer más...
 
Poemas de "Poèmes en Prose" (1915) de Pierre Reverdy

Por FRANCISCO FALCATO

MÁS LEJOS QUE ALLÁ

En la ventana pequeña, bajo el tejado, mira. Y las líneas de mis ojos y las líneas de los suyos se cruzan. Tendré la ventaja de la altura, se dice a sí misma. Pero enfrente cierran las persianas y la atención incómoda se inmoviliza. Tengo la ventaja de tiendas que mirar. En fin, sería preciso subir o vale más bajar y, brazo con brazo, vámonos fuera donde nadie nos mire.

Leer más...
 

Narrativa

S (s) y la no historia

Por CLAUDIA APABLAZA


Leer más...
 
Para llevar

Por BEGOÑA UGALDE

 


Leer más...
 
Mapas

Por JUAN SANTANDER

 


Leer más...
 
La Fortaleza

Por CARLOS LABBÉ

Invocación

Mal dirigidas, las palabras pueden hacerte más daño que un enemigo o alguien que te desea la muerte.


Leer más...