Skip to content
La hora del adios PDF Imprimir E-Mail

Por J.C. RAMÍREZ

 Aunque nos quieran convencer que la vida es cíclica, como las vueltas de la tierra, el sol o la luna, nos revelamos y de repente decidimos no dormir más. Paradojicamente queremos que terminen los finales y los cierres de las historias.

 A veces pasa. Tomas un café más cargado de lo normal o te llaman del Banco para cobrarte  dinero que no tienes. O pillaste una película a la medianoche. Puede ser simplemente que no te puedes quedar dormido. Y te acuestas, sientes la almohada caliente, la das vuelta, abres la ventana, la cierras, te destapas, vas al baño, tomas leche y nada. Alguien dijo que nos volvemos personas cuando somos capaces de ver salir dos veces en un mismo día.

Porque, aunque nos quieran convencer que la vida es cíclica, como las vueltas de la tierra, el sol o la luna, nos revelamos y de repente decidimos no dormir más. Paradojicamente queremos que terminen los finales y los cierres de las historias. Que jamás comiencen a pasar los créditos.

Quizá por eso hay personas que nunca terminan lo que empiezan. Esos que dejan todo a medias. Ellos saben que la gracia está en los procesos. Como los músicos que lo pasan mejor componiendo que repitiendo la canción en los recitales. O los escritores mientras borran y tipean. O las parejas que intentan retrasar el orgasmo. O los que van de vacaciones y adoran los preparativos, la carretera, cruzar la frontera, más que los lugares que conocerán.

Necesitamos las promesas. Por eso cuando vemos un regalo inmediatamente pensamos primero en quien lo habrá mandando y después lo que contiene. Estamos hechos para esperar. Por eso nos aburrimos cuando las cosas se cumplen. Preferimos morir buscando, que vivir encontrando.

Por eso los finales nos dejan tristes. Primero es la sorpresa, pero luego, viene la pena. Pero el presente, sabemos, es esquivo. A veces traidor. Cuando estamos saboreando el momento, el "proceso", el presente ocurre el final, el orgasmo, el the end.

Y necesitamos esperar.

Hasta el final.


J.C. Ramírez Figueroa
Acerca del Autor:
J.C. RAMÍREZ
J.C. Ramírez Figueroa (28 años) es periodista de rock, cine, literatura y sociedad. Escribe en Emol, La Nación y La Mano (Buenos Aires). Aterrizó en Santiago desde Talcahuano hace tres años, logrando una rápida transición desde reportajes "pop" a inteligentes crónicas sobre personajes, temas y lugares olvidado entre tanto comunicado de prensa o googleismo. Le gusta revolver libros, el cine por la noche, coleccionar singles, tomar café expreso con su novia y tocar una guitarra modelo Les Paul conectada a un Marshall. http://archivosderamirez-figueroa.blogspot.com
Leer Más >>
Comentarios
Buscar
carlaleónpino  - ...   |200.14.108.xxx |2009-01-23 11:43:31
tus cafes, tus películas y tus libros me hacen querer cafe, películas y libros.
Y eso se siente bien.

saludos yeicí..
Jude.   |201.241.157.xxx |2009-01-16 22:27:11
cuando vimos la super nueva película de los hermanos cohen, no me di cuenta de
cuándo terminó hasta q aparecieron los créditos. y fue fome. en cambio, una de
las señales de final -dentro de las q nombras- es hiper buena. 'cause we succeed
something good.
vdm   |190.45.65.xxx |2008-12-17 08:17:58
Un poeta de las cosas simples este Jotacé
¡Sólo los usuarios registrados pueden escribir comentarios!

3.21 Copyright (C) 2007 Alain Georgette / Copyright (C) 2006 Frantisek Hliva. All rights reserved."

 
< Anterior   Siguiente >

Proyecto financiado con el aporte de:

Advertisement

Top

Habitar

Por DAVID VILLAGRÁN


Leer más...
 
Aeropuerto y otros poemas

Por ALEXIS CASTILLO

Leer más...
 
El Tarot de la Carretera

Por MANUEL ILLANES

 


Leer más...
 
Matria (Selección)

Por ANTONIO SILVA

la ópera fue ensayada día y noche, una pieza
sentimental para los comensales
una pequeña ventanita de cholguán y visillo
color muerto permite al lector fisgonear –y por
qué no reír de la india travestida de selva lírica.


Leer más...
 

John Ashbery

Traducido por TOMÁS COHEN


Leer más...
 
Fragmentos de "Baa Mithl Beith Mithl Beirut"

Por CLAUDIO GAETE BRIONES

Imane Humaydane-Younes nació en 1956 en Ayn Enoub, pueblo libanés de la montaña drusa. Durante las confrontaciones regionales y luchas interiores que ensangrentaron el Líbano entre 1975 y 1990, ella vio vaciarse su región de una gran parte de sus habitantes. Actualmente vive en Beirut, donde realiza un estudio sociológico sobre los desaparecidos durante la guerra.


Leer más...
 
3 Poemas de André Breton

Por FRANCISCO FALCATO

Leer más...
 
Poemas de "Poèmes en Prose" (1915) de Pierre Reverdy

Por FRANCISCO FALCATO

MÁS LEJOS QUE ALLÁ

En la ventana pequeña, bajo el tejado, mira. Y las líneas de mis ojos y las líneas de los suyos se cruzan. Tendré la ventaja de la altura, se dice a sí misma. Pero enfrente cierran las persianas y la atención incómoda se inmoviliza. Tengo la ventaja de tiendas que mirar. En fin, sería preciso subir o vale más bajar y, brazo con brazo, vámonos fuera donde nadie nos mire.

Leer más...
 

Narrativa

S (s) y la no historia

Por CLAUDIA APABLAZA


Leer más...
 
Para llevar

Por BEGOÑA UGALDE

 


Leer más...
 
Mapas

Por JUAN SANTANDER

 


Leer más...
 
La Fortaleza

Por CARLOS LABBÉ

Invocación

Mal dirigidas, las palabras pueden hacerte más daño que un enemigo o alguien que te desea la muerte.


Leer más...