Skip to content
RESEÑAS: Arbitrariedades sobre discos finales PDF Imprimir E-Mail

Por RODRIGO OLAVARRÍA

Sick Boy: Ciertamente es un fenómeno que se repite en todos los aspectos de la vida...
Renton: ¿Qué cosa?
Sick Boy: Bueno, que en un momento lo tienes y luego lo pierdes y es para siempre. En todos los aspectos de la vida: George Best, por ejemplo. Lo tuvo y lo perdió. David Bowie, Lou Reed...

 Renton: Bueno, sus discos en solitario no son malos.
Sick Boy: No, pero tampoco son geniales. Y en tu corazón, de alguna forma sabes que aunque suene bien... en realidad es solamente mierda.
Renton: Y bueno… ¿quiénes más?
Sick Boy: Charlie Nicholas, David Niven, Malcolm McLaren, Elvis Presley...

Lo que me motivó a escribir esta reseña fue el recuerdo de esta escena de Trainspotting, en que Renton y Sick Boy discuten un fenómeno que muchos fans se niegan a aceptar, la llegada de aquel momento en la carrera de un músico tras el cual dejan de ser quienes pensábamos que eran y se convierten en unos lateros o en una parodia de sí mismos.

Pensé escribir sobre cuatro últimos discos grabados por mis músicos favoritos, hurgar en la memoria sonora y emotiva, ver qué lazos era posible tender entre esas grabaciones y la muerte de sus creadores. Pensé en Violeta Parra, en Luca Prodan, en Nick Drake, en John Lennon, en todos aquellos que se sumaron a las hordas innumerables de los muertos. Pero apenas me acerqué al teclado noté el tono melodramático al que tendría que echar mano, entonces opté por el ejercicio arbitrario de elegir cuando debieron haber muerto varios de los músicos vivos que más admiro.

DISCOS TRAS LOS CUALES SUS CREADORES DEBIERON HABER MUERTO

Son discos tan geniales que condenaron a sus creadores a nunca más en su vida grabar nada que se les compare. Discos tan maravillosos que fácilmente nos podrían llevar a afirmar que la obra posterior de sus creadores es prácticamente prescindible o tras los cuales podrían haberse dedicado a cuidar un jardín. Estoy consciente de lo exagerado que suena esto, pero algo hay de cierto en todo esto.

Al listar esta categoría podemos nombrar sin esforzarnos demasiado: Berlin de Lou Reed, Lust For Life de Iggy Pop, New Skin For The Old Ceremony de Leonard Cohen, No More Shall We Part de Nick Cave, Horses de Patti Smith, Marquee Moon de Television, Africa Brasil de Jorge Ben, Tapestry de Carole King, Chet Baker Sings de Chet Baker,

Esto no significa que desestime o que vea ningún valor en discos como Magic And Loss de Lou Reed o I’m Your Man de Leonard Cohen, es sólo que los hace ver casi como un apéndice de la perfección. Por ejemplo, John Lennon podría haber sido asesinado después de grabar Plastic Ono Band o Imagine y nada sería demasiado distinto. No conozco ni quiero conocer a nadie que prefiera Mind Games o Double Fantasy a los recién mencionados. Lo mismo ocurre con Patti Smith, no existe nadie que prefiera un disco a Horses, quizás Easter, pero sería raro. Puede también que haya gente en el planeta que prefiera New York de Lou Reed a Berlin, pero se trataría sólo de la necesaria excepción o de una anomalía que habría que analizar en sesiones semanales.

El caso de David Bowie es harto más complejo que los antes nombrados, porque según pienso pudo haberse muerto en varias ocasiones, por ejemplo después de grabar Aladdin Sane, después de Heroes y también después de Scary Monsters. Esta situación no se observa en muchos músicos, sólo se me ocurren los casos de los Rolling Stones y de Bob Dylan, que pudo morir tranquilamente después de John Wesley Harding, disco que ciertamente le habría agregado una dimensión profética a la tragedia de su muerte o también después de Blood On The Tracks.

ÚLTIMOS DISCOS QUE NO DEBIERON SER LOS ÚLTIMOS

Estos casos son los más terribles, porque todos vienen unidos a muertes imprevistas y trágicas. Son la dramática confluencia de la muerte y el genio en su mayor punto de creatividad, siempre nos dejan con la sensación de una gran pérdida y la falta de una despedida, que generalmente llega en la forma de lados B, demos, outtakes y discos en vivo, que raramente logran instalarse junto a la discografía oficial del finado en cuestión.

Está el caso de Nick Drake, que poco después de grabar Pink Moon y desechar para este disco los arreglos de cuerda que tuvieron sus dos primeros trabajos no volvió a un estudio debido a problemas psiquiátricos. Está From a Basement On The Hill un disco que Elliott Smith no había terminado de todo para la fecha en que en medio de una disputa con su novia decidió suicidarse.

Buddy Holly editó sólo dos LP en su vida, el primero firmado como The Crickets y el segundo con su propio nombre en 1958. Y fue pocos meses después de la edición de este disco que Buddy, Ritchie Valens y Big Bopper murieron en un accidente aéreo.

Luego podemos recordar el caso del único disco grabado por Jackson C. Frank una colección de canciones que inspirarían músicos tan diversos como Bert Jansch, Neil Young o el mismísimo Nick Drake. Tras la grabación de este disco, titulado Blues Run The Game, Jackson C. Frank desapareció de la escena con una adicción a la heroína y problemas psiquiátricos que lo mantuvieron viviendo como un vagabundo por casi veinte años.

En Canto Por Travesura, Víctor Jara reúne una colección de canciones de corte más liviano que el de su producción política, incluso vuelve a grabar una canción de su primer single, titulada La Beata y que, por allá por 1965, había causado un escándalo y había sido prohibida. Este disco fue lanzado por el sello Dicap en septiembre de 1973, días antes del golpe de estado y del asesinato de Víctor Jara.

DISCOS GRABADOS TAN ENCIMA DE LA MUERTE DE SUS AUTORES QUE SE HACE DIFÍCIL SEPARARLOS

Recuerdo al menos cuatro discos que no puedo escuchar sin pensar en la muerte de sus creadores porque, ahora que lo pienso, en los cuatro casos se trata de suicidios que se anuncian en cada canción y casi en cada verso.

En este caso se encuentran Las Últimas Composiciones de Violeta Parra, Closer de Joy Division, In Utero de Nirvana y From a Basement On The Hill de Elliott Smith. Cuatro discos que definitivamente no debieron ser los últimos.

Rodrigo Olavarría
Acerca del Autor:

RODRIGO OLAVARRÍA

Poeta y traductor. Nacido en 1979 en Puerto Montt. Fue becario de la Fundación Pablo Neruda durante 2001. Sus poemas han sido publicados en revistas como “Plagio”, “La Poesía, Señor Hidalgo” y “La Estafeta del Viento”. El año 2003 recibió una beca de creación literaria para escritores noveles del fondo del libro y la lectura. Ha publicado en las antologías “Quercipinión” (Ediciones Lar, Concepción, 2000), “(SIC)” (Valente Editores, Santiago, 2004), “Desencanto Personal” (Cuarto Propio, Santiago, 2004) y “Selección de Poesía 2005” (Fundación Nueva Poesía, Santiago, 2006). Es coorganizador de los encuentros latinoamericanos de poesía llamados “Poquita Fe” realizados en santiago los años 2004 y 2006. Ha realizado traducciones de la obra de Sylvia Plath, Lewis Carroll, Ezra Pound y otros, entre las cuales destacan “Aullido” de Allen Ginsberg (Anagrama, 2006) y “Madrid 1993” de Allen Ginsberg (Círculo de Bellas Artes, 2008).


Leer Más >>
Comentarios
Buscar
Rabomiro, el Rabitt  - ¿Que se mueran?   |190.100.222.xxx |2008-12-18 15:19:11
Buena la columna. Yo creo que si Johnny Cash se hubiese muerto de sobredosis en
1968, después del recital en la cárcel de Folsom, hoy sería algo así como Dios.
yo  - rock chileno   |190.160.130.xxx |2008-12-17 20:00:44
y que pasa con el rock chileno? jorge gonzales y alvaro henriquez quienes viendo
siendo los proceres del rock nacional en los ultimos 20 años... quizas ellos
deberian haber acabado con sus vidas despues de la separacion de sus bandas los
prisioneros y los 3 o quizas despues de sus ultimos grandes discos con sus
bandas (en mi humilde opinon) "corazones rojos" y "fome"
pero
que pasaria con nuestro rock si realemnte desaparecieran quizas en un accidente
tras un concierto?
¡Sólo los usuarios registrados pueden escribir comentarios!

3.21 Copyright (C) 2007 Alain Georgette / Copyright (C) 2006 Frantisek Hliva. All rights reserved."

 
Siguiente >

Proyecto financiado con el aporte de:

Advertisement

Top

Habitar

Por DAVID VILLAGRÁN


Leer más...
 
Aeropuerto y otros poemas

Por ALEXIS CASTILLO

Leer más...
 
El Tarot de la Carretera

Por MANUEL ILLANES

 


Leer más...
 
Matria (Selección)

Por ANTONIO SILVA

la ópera fue ensayada día y noche, una pieza
sentimental para los comensales
una pequeña ventanita de cholguán y visillo
color muerto permite al lector fisgonear –y por
qué no reír de la india travestida de selva lírica.


Leer más...
 

John Ashbery

Traducido por TOMÁS COHEN


Leer más...
 
Fragmentos de "Baa Mithl Beith Mithl Beirut"

Por CLAUDIO GAETE BRIONES

Imane Humaydane-Younes nació en 1956 en Ayn Enoub, pueblo libanés de la montaña drusa. Durante las confrontaciones regionales y luchas interiores que ensangrentaron el Líbano entre 1975 y 1990, ella vio vaciarse su región de una gran parte de sus habitantes. Actualmente vive en Beirut, donde realiza un estudio sociológico sobre los desaparecidos durante la guerra.


Leer más...
 
3 Poemas de André Breton

Por FRANCISCO FALCATO

Leer más...
 
Poemas de "Poèmes en Prose" (1915) de Pierre Reverdy

Por FRANCISCO FALCATO

MÁS LEJOS QUE ALLÁ

En la ventana pequeña, bajo el tejado, mira. Y las líneas de mis ojos y las líneas de los suyos se cruzan. Tendré la ventaja de la altura, se dice a sí misma. Pero enfrente cierran las persianas y la atención incómoda se inmoviliza. Tengo la ventaja de tiendas que mirar. En fin, sería preciso subir o vale más bajar y, brazo con brazo, vámonos fuera donde nadie nos mire.

Leer más...
 

Narrativa

S (s) y la no historia

Por CLAUDIA APABLAZA


Leer más...
 
Para llevar

Por BEGOÑA UGALDE

 


Leer más...
 
Mapas

Por JUAN SANTANDER

 


Leer más...
 
La Fortaleza

Por CARLOS LABBÉ

Invocación

Mal dirigidas, las palabras pueden hacerte más daño que un enemigo o alguien que te desea la muerte.


Leer más...