Skip to content
Fin al fin PDF Imprimir E-Mail

Por JAVIER SANFELIÚ

No existe fin posible. No existe eso que llaman final. Todo lo que hacemos rebota y rebota como pelota saltarina hasta el fin de los tiempos (asunto también bastante improbable, un cuco de ciertas religiones y ya está),  y no para de rebotar.

 

 Claramente, uno se muere, se acaba, según lo que parece le ha sucedido a un buen número de personas. Pero no se ha terminado nada más importante que alguien que come, ama,  siente y sueña. No. Cada pequeño roce con otro, cada pequeña partícula de uno que se queda dentro de otro se transmite de manera más discreta pero no por eso menos importante. Seguimos moviendo algo extraño que algunos llaman conciencia y otros infinito. Da lo mismo. Lo cierto es que algo de nosotros rebota y rebota hasta quién sabe cuándo.

El final es algo pretencioso que habita como idea en todos nosotros. No queremos terminar algo placentero, no queremos decir adiós a algo que nos hace bien, no queremos finalizar una empresa para no sentirnos fracasados, por temor a un fin del mundo fin. Son sólo pequeños destellos de egos que nos hacen sentir de una manera y pensar de otra más bien cultural. Nada se detiene aunque le pongamos fin a algo. Sí, sé que suena extraño y a budismo del Drugstore,  pero aún así no deja de ser cierto. Lo que creemos no es necesariamente lo que sucede. Lo que vamos dejando cada día en la calle sigue en la calle, y si entendiéramos una pequeña partícula de eso esto que llamamos sociedad sería otra cosa.

A propósito de lo mismo, pensaba en lo neoliberal que es todo esto. Como si Friedman hablara a través de nosotros (sálvate y cómete todo lo que puedas pero en una mesa sola sin nadie alrededor), asunto muy parecido a aquello que predican ciertos ministros del demonio (que vives y que vas a morir y que una vez fiambre serás juzgado por tus actos). Nadie habla de nuestros actos, esos que hacen que todo aquello que vivimos y hacemos en conjunto, nosotros,  todos juntos, porque eso desestabiliza un orden. Hay una trampa ahí. Una mentira, algo oculto, una trampa debajo del sombrero de copa. Porque no hay final posible. Teoría del caos. Esa de la mariposa que mueve sus alas acá y provoca tsunamis allá es lógica pura. Pero no, nos hemos atrapado dentro de nosotros mismos y nuestros egos mezquinos, pequeños e inservibles. Solos somos nada en comparación de lo que somos como grupo.

Somos un principio sin final y ya está. El problema es que no tenemos principios claros. Deambulamos como pequeños botes en el mar pudiendo ser un portaviones. Pero no, caminamos en la más completa de las soledades intentando contestar preguntas que solos sólo serán oscuridades.

¿Estamos mal? Sí, estamos mal. Pero caer hasta el fondo ya es un comienzo. Podemos salir a flote y elevarnos hasta las alturas si entendemos que si vamos todos juntos a buscar respuestas nada tendrá eso que llaman final.

 

foto: flickr.com/photos/tomasgmp/2555377476/

Javier Sanfeliú
Acerca del Autor:

JAVIER SANFELIÚ
Publicista. Nació en Viña del Mar y se transplantó a Santiago en 1988. Redactor creativo Radio Concierto 1995 y 1996, Rock & Pop 1997 a 2000, FMDOS 1999 a 2000. Director de Radio Concierto -la Radio de Hoy, 2000 al 2005. Director Radio Futuro -Te está faltando Rock, 2005 al 2007. Director Radio Zero, 2007 a 2008 y asesor Radio Play FM. Creativo a cargo de las campañas de las películas Play de Alicia Scherson, La Sagrada Familia de Sebastián Lelio, Radio Corazón la Película de Roberto Artiagoitia, Mirageman de Ernesto Díaz y 199 recetas para ser feliz de Andrés Waissbluth. Además, es integrante del comité editorial de Rolling Stone Chile. Hoy, independiente feliz y expectante.

Leer Más >>
Comentarios
Buscar
¡Sólo los usuarios registrados pueden escribir comentarios!

3.21 Copyright (C) 2007 Alain Georgette / Copyright (C) 2006 Frantisek Hliva. All rights reserved."

 
< Anterior   Siguiente >

Proyecto financiado con el aporte de:

Advertisement

Top

Habitar

Por DAVID VILLAGRÁN


Leer más...
 
Aeropuerto y otros poemas

Por ALEXIS CASTILLO

Leer más...
 
El Tarot de la Carretera

Por MANUEL ILLANES

 


Leer más...
 
Matria (Selección)

Por ANTONIO SILVA

la ópera fue ensayada día y noche, una pieza
sentimental para los comensales
una pequeña ventanita de cholguán y visillo
color muerto permite al lector fisgonear –y por
qué no reír de la india travestida de selva lírica.


Leer más...
 

John Ashbery

Traducido por TOMÁS COHEN


Leer más...
 
Fragmentos de "Baa Mithl Beith Mithl Beirut"

Por CLAUDIO GAETE BRIONES

Imane Humaydane-Younes nació en 1956 en Ayn Enoub, pueblo libanés de la montaña drusa. Durante las confrontaciones regionales y luchas interiores que ensangrentaron el Líbano entre 1975 y 1990, ella vio vaciarse su región de una gran parte de sus habitantes. Actualmente vive en Beirut, donde realiza un estudio sociológico sobre los desaparecidos durante la guerra.


Leer más...
 
3 Poemas de André Breton

Por FRANCISCO FALCATO

Leer más...
 
Poemas de "Poèmes en Prose" (1915) de Pierre Reverdy

Por FRANCISCO FALCATO

MÁS LEJOS QUE ALLÁ

En la ventana pequeña, bajo el tejado, mira. Y las líneas de mis ojos y las líneas de los suyos se cruzan. Tendré la ventaja de la altura, se dice a sí misma. Pero enfrente cierran las persianas y la atención incómoda se inmoviliza. Tengo la ventaja de tiendas que mirar. En fin, sería preciso subir o vale más bajar y, brazo con brazo, vámonos fuera donde nadie nos mire.

Leer más...
 

Narrativa

S (s) y la no historia

Por CLAUDIA APABLAZA


Leer más...
 
Para llevar

Por BEGOÑA UGALDE

 


Leer más...
 
Mapas

Por JUAN SANTANDER

 


Leer más...
 
La Fortaleza

Por CARLOS LABBÉ

Invocación

Mal dirigidas, las palabras pueden hacerte más daño que un enemigo o alguien que te desea la muerte.


Leer más...