Skip to content
ENTREVISTA: Carlos Cabezas, "La música me ayuda mucho a lavar mis pecados" PDF Imprimir E-Mail

Por JAIME ALBORNOZ 

El músico nacional  Carlos Cabezas repasó sus años en el rock, con su carrera solista y al mando de  “Electrodomésticos”, una de las bandas chilenas más llamativas  durante los años ochenta y que tuvo una breve reaparición durante el 2004. Uno de los músicos con más trayectoria en nuestro país nos confiesa sus orgullos e inseguridades junto al micrófono y la guitarra eléctrica.

 


 Por más que toco el timbre  insistentemente bajo la lluvia,  nadie responde en  la casa “estudio de grabación” de Carlos Cabezas. Tengo que ir  a un negocio para llamarlo  por teléfono y  decirle que abra la puerta,  Cabezas no había escuchado nada, ya  que estaba solo, probando los efectos de su guitarra a un gran volumen, como el adolescente guitarrero que no escucha a su madre cuando esta lo manda a comprar el pan.   Por fin  abre la puerta, me lleva a su estudio  que parece un bunker con las ventanas tapiadas, donde termina de  ajustar  la distorsión de su pedalera y toca el riff del comienzo  de “El Resplandor”, la canción  que da título a su  primer disco solista de 1997,  que seguramente tocará junto a sus músicos en la  tocata del fin de semana con la que iniciará  una seguidilla de conciertos, además  en ese lugar masteriza  el disco con la música incidental de la  película “Radio Corazón” y  también  trabaja en la preproducción de un  próximo álbum.

El autor de “El frió Misterio” y “Yo la quería”  deja la guitarra de lado y piensa bien  las palabras antes de responder la entrevista con su voz grave, se toma su cabeza (que también lo apellida) cuando no sabe bien como expresar algo, y  a final   de la conversación me  dice  que algunas preguntas le parecieron difíciles.

El rockero,  figura clave  en la  historia del rock  nacional y productor de bastantes trabajos de músicos locales, nos entrega su visión del rock con la  madurez de quien  ha creado música desde su estómago, con una profunda  voz gutural en distintas épocas de este país: los ochenta en plena dictadura, en los noventa cuando los sellos invertían en bandas  chilenas y hoy día en la era de “my space” y “youtube”.   

¿Qué banda de rock te ha marcado en  tu vida?


Yo, creo, que no sé si pasará con todo el mundo pero  normalmente las músicas que mas lo marcan a uno son las que uno escucha cuando está en la adolescencia entre los 16 y los 18 años, es cuando uno está virgen en términos de oreja y entonces yo las primeras cosas que escuché y me dejaron dado vuelta fue Jimi Hendrix, Cream y Led Zeppelín, yo creo que esas tres bandas de alguna manera me han marcado harto.  En términos como de la energía Jimi Hendrix y Cream sobre todo el” Godbye Cream” que fue el primer   vinilo que me compré con el “Smash Hits” de Jimi Hendrix. Me marcaron en lo explosivas que eran las propuestas, en esa época la música era más simple, pero con estos personajes explotó la cosa a otros paisajes sonoros con otro nivel de energía. Fueron bien importantes para mí en términos de hacer un trabajo creativo con energía y jugársela y arriesgar, de no ser condescendiente con todos los riesgos que eso conlleva y lo que le toca a uno por ese lado.

¿Cuál es tu percepción del momento histórico que viviste en los ochenta con el boom del rock latino y toda esa camada de bandas?

Bueno en ese tiempo estaba como empezando a funcionar de nuevo el rock en español, en virtud de todo lo que pasaba en Argentina con Soda Stereo, Virus y todo eso y se estaba descubriendo esto que se podía hacer canciones rockeras en español. Era música que tenía una cierta simpleza y habían unas bandas locales que hacían cosas que eran demasiado simples, ciertas bandas medias poperas. La sensación general era que veníamos de un sitio bastante oscuro, veníamos de escuchar música en inglés por bastante tiempo y esto del Rock en español como que le dio algo de aire fresco a la cosa y como que también se dio posibilidades para que uno también pudiera hacer música, porque no se veía como una actividad cercana  a uno hacer música, pero descubrir que se podía hacer rock en español no era una cosa menor. Nosotros (Electrodomésticos)  hicimos una cosa más experimental juntamos los sonidos de otra manera y por lo tanto no sentíamos que lo nuestro tuviera un interés para la industria y trabajábamos con harta libertad por eso mismo. Alrededor habían bandas que hacían cosas más entendibles, aparecieron Los Prisioneros, ellos abrieron un gran campo en el sentido de que se puede armar una banda de tres personas, que se pueden poner de acuerdo en una idea básica y lo que hay que decir se dice en términos de texto, en letras y en música. Porque muchas veces escuchamos una canción en inglés y no sabemos de qué se trata, escuchamos como el decorado de las canciones  y nunca nos enteramos realmente de las letras, sobre todo en ese tiempo.

¿Cuál es tu  tocata que recuerdas con más cariño?

Fue en Matucana, creo que fue el año 88 - 89 por ahí, era el día del cumpleaños de Pinochet y Santiago estaba a oscuras totalmente y había unos españoles haciendo un programa para la televisión española y estaban grabando el recital, entonces habían equipos autónomos de electricidad y junto con eso  en Matucana había una manifestación, creo que era la ultima de Lagos para el plebiscito, entonces fue una noche bien especial porque éramos como el único lugar que estaba encendido  y en un cierto momento se abrieron las puertas y todas esta masa de gente que estaba en la manifestación entró y nada, estábamos todos muy  prendidos. En ese tiempo pasaba harto esa sensación de que cuando ibas a recitales o a performance, ciertas manifestaciones artísticas en general en esos lugares, cuando pasaban esas cosas salías con la sensación  que habías estado en un momento  importante, de partida porque no sucedían hace mucho tiempo, era normal terminar en la comisaría todos presos, en manada nos iban a buscar las pololas y todo eso, era otro contexto, había toque de queda. De esa tocata salimos todos así como medios tiritones, con la piel de gallina y toda la gente que estaba ahí, todas esas cosas juntas, esto del cumpleaños, de estar todos a oscuras, esto de esta manifestación y la tocata misma que estuvo muy bien producida, porque estaba hecha para la televisión española, había mas dinero y las cosas se hicieron de la mejor manera, todo muy subido, muy prendido, luna llena ahh!, esas es la tocata que mas recuerdo.            


¿Cual es tu visión del rock nacional de hoy?

La verdad es que no escucho tanto, se que hay gente trabajando, conozco algunas personas que traban dentro de una actitud más libre de lo que quizás había hace un tiempo atrás, gente que tiene más humor a la hora de hacer música, me refiero a que no se toman tan en serio, se lo toman como algo más amistoso del hombre, no como un arte elitista, disfrutan más, sin tanta pretensión ni discursear tanto. También hay gente que le pone su gravedad y se van en la obra. Hay harto movimiento y yo creo que va para mejor la cosa, se han abierto más espacios para trabajar.         

Si tuvieras la oportunidad de elegir una época para haber hecho rock, existe alguna que hubieras elegido o algún lugar? O estas conforme con el momento que te tocó vivir.

No, no creo en esas historias de qué época. Están bien así como están las cosas, yo estoy contento en general con lo que he hecho, yo nunca estudié música, siempre tuve muchas dudas si podía ser músico, me costó mucho hacerlo, partí super tarde de hecho y me costó convencerme mucho y después del segundo disco me empecé a sentir que no me ponía colorado cuando me decían músico, entonces creo que todo lo que viví, lo que pasó en términos sociales fue importante, en un contexto muy especial que permitió que yo me desarrollara como músico, quizás en un contexto como ahora que está toda la posibilidad hubieran pasado de otra manera las cosas. Me habría gustado ser más rápido en mis cosas, siento que me demoro mucho en hacerlas, pero estoy contento, creo que siempre hay un afán de que si estás haciendo un trabajo artístico sea una cosa honesta, que nunca te traiciones y que puedas vivir de eso y la industria como que todo el rato te dice, “No compadre vay a tener que transar” pa poder tener calidad de vida, los artistas en general viven con ese susto. Yo estoy contento ya que cero que he podido mantener esta cosa que me viene de la adolescencia medio fundamentalista, el máximo en el arte era ser original, no ser vendido a nadie, de hecho yo nunca quise sacar una canción de nadie hasta cuando ya llevaba mucho tiempo en la cosa porque pensaba que me iba a contaminar era así de paranoico con la cuestión, siempre busque eso y es un camino bien argo hacerlo así, y estoy bien contento de tener mi propia obra en la música nacional, tengo una especie de orgullo con eso.          


¿Cómo es tu relación con la prensa de rock?

Yo siento que hay periodistas bien apasionados por la música, que me da la sensación que no deciden mucho lo que se publica, los periodistas al final trabajan para medios que se mueven de acuerdo a los rankings de intereses comerciales. Pienso que hay gente que realmente le interesa la música que tiene ganas de aportar en el quehacer musical nacional, pero me da la sensación que están medios atrapados en esquemas y ciertas rigideses. Hay de todo, también hay periodistas que se hiperventilan un poco en la crítica y hay tanta búsqueda de la cuña y de la frase  ingeniosa que uno lee en revistas de música extranjeras y todo viene casi en un verso, y yo me imagino que acá la gente no es impermeable a eso, ciertas formalidades estilísticas y ciertos amaneramientos de  lenguaje que muchas veces confunde más la cosa que lo que aportan en términos de visión del trabajo de cualquier músico.


¿Cuáles han sido las temáticas que te han inspirado a la hora de componer canciones en formato rock?
                
Al principio con los Electrodomésticos era una cosa mas social, como un interés de describir el paisaje sonoro urbano, cuando empezamos a hacer esas canciones con discursos de gente, uno como joven está muy atento a todo lo que es mula en general en la sociedad, porque hay un despertar de venir creyéndole todo a los viejos  y que hay una hipocresía generalizada en la mayoría de las cosas del mundo adulto y uno apuntaba altiro con el dedo a todos los mulas, a todos los truchos. Después con el tiempo son las relaciones humanas, no sé,  la música que hago, (un músico tratando de explicar la música que hace es un desastre porque reduces la idea sobre todo con lo que hago) es un  intento hacer un tipo de poesía pero media visceral, intento que las letras no sean obvias, que no sean evidentes y que por lo menos se salten la cabeza y entren por la guata, se han establecido tantos clichés en términos de letras de canciones y trato de no hacer eso. Trato como de escribir sensaciones más que nada, estados de ánimo, relaciones entre un hombre y una mujer. Si antes era una forma mas externa ha ido mutando a una especie de terapia (risas) la gracia de estar vivo es que podis sentir las emociones humanas como el amor, la soledad, el dolor y finalmente en el trabajo artístico, yo con el tiempo me ido convenciendo de que soy artista(risas), a esta altura yo uso harto mi trabajo para entender al humano de otra manera, la musica me ayuda mucho a lavar los pecados,  a avanzar.    

¿Cómo vives la relación con el público, al exponer un trabajo solitario, íntimo?

Hay un estado total de vulnerabilidad cuando tocai en vivo y uno tiene harta conciencia de eso, ahí estas mostrándote tal como eres, por eso uno busca honestidad en lo que hace porque sabis que te vay a mostrar enterito, hay que estar super coherente con eso. Hay momentos, microsegundos en que uno está totalmente desprendido de si mismo, estay en un estado muy puro de sensaciones y últimamente en los recitales la gente se sabe la letra de las canciones, la retroalimentación que te llega que se suma a la catarsis de tocar y de sentir que estay presentando tu trabajo es una sensación increíble, y sentir que hay gente a la  que las canciones que han sido parte importante de sus vidas  y que tu hay hecho, que coinciden con situaciones intensas amorosas o vitales de otro tipo eso es, eso es bien.

     
¿Crees que Chile es un país rockero?, si se pudiera musicalizar ¿tendría música rock?

No creo que sea una país muy rockero en realidad, somos un país melancólico, asi nos ven en todos lados no se hacen canciones alegres acá, somos isleños. Yo creo que mucho más cercano al bolero que al rock o algo más caliente que el rock, creo que el rock está del hemisferio norte para arriba más que para el sur y nosotros tenemos un ADN musical más caliente más llorado, más sentido, más melancólico.            


Jaime Albornoz
Acerca del Autor:

JAIME ALBORNOZ
Jaime Albornoz es periodista. En su tiempo libre gusta desarrollar puzzles que vienen  al reverso de los medios escritos nacionales.

Leer Más >>
Comentarios
Buscar
Alejandro  - Cabezas en la calle   |190.160.227.xxx |2008-09-12 18:43:07
Hace como un mes iba una mañana de domingo en mi bici hacia el cerro, por Pedro
de Valdivia.
Se detiene un auto delante de un camión de basura. Se baja un
tipo, saca de la maleta un equipo de música y se lo pasa a un basurero y le
dice: "¿te lo puedes llevar?".
Era el entrevistado.

Lo divertido
es ver a alguien como él en esta escena en la calle...y botando un equipo...
¿significará algo esto? me pregunté. mmm....
la chucky  - sobre la entrevista   |190.20.99.xxx |2008-06-27 11:52:13
, pero de esas que dice yolanda sultana hay miles, en google.
esta es la más
distinta.
viva chile.
Yolanda Sultana  - La entrevista   |200.86.188.xxx |2008-06-25 18:42:21
Entrevista suficiente. Lamentablemente el entrevistador no picó mucho en "la
música" propiamente tal, sin diferenciar el paso o evolución de Cabezas
desde los electrodomesticos 80s (menos canción, más instrumentación) al rock de
la excelente banda que sacó "La nueva Canción Chilena". Para la otra
oportunidad tendrá que ser....
¡Sólo los usuarios registrados pueden escribir comentarios!

3.21 Copyright (C) 2007 Alain Georgette / Copyright (C) 2006 Frantisek Hliva. All rights reserved."

 
< Anterior   Siguiente >

Proyecto financiado con el aporte de:

Advertisement

Top

Habitar

Por DAVID VILLAGRÁN


Leer más...
 
Aeropuerto y otros poemas

Por ALEXIS CASTILLO

Leer más...
 
El Tarot de la Carretera

Por MANUEL ILLANES

 


Leer más...
 
Matria (Selección)

Por ANTONIO SILVA

la ópera fue ensayada día y noche, una pieza
sentimental para los comensales
una pequeña ventanita de cholguán y visillo
color muerto permite al lector fisgonear –y por
qué no reír de la india travestida de selva lírica.


Leer más...
 

John Ashbery

Traducido por TOMÁS COHEN


Leer más...
 
Fragmentos de "Baa Mithl Beith Mithl Beirut"

Por CLAUDIO GAETE BRIONES

Imane Humaydane-Younes nació en 1956 en Ayn Enoub, pueblo libanés de la montaña drusa. Durante las confrontaciones regionales y luchas interiores que ensangrentaron el Líbano entre 1975 y 1990, ella vio vaciarse su región de una gran parte de sus habitantes. Actualmente vive en Beirut, donde realiza un estudio sociológico sobre los desaparecidos durante la guerra.


Leer más...
 
3 Poemas de André Breton

Por FRANCISCO FALCATO

Leer más...
 
Poemas de "Poèmes en Prose" (1915) de Pierre Reverdy

Por FRANCISCO FALCATO

MÁS LEJOS QUE ALLÁ

En la ventana pequeña, bajo el tejado, mira. Y las líneas de mis ojos y las líneas de los suyos se cruzan. Tendré la ventaja de la altura, se dice a sí misma. Pero enfrente cierran las persianas y la atención incómoda se inmoviliza. Tengo la ventaja de tiendas que mirar. En fin, sería preciso subir o vale más bajar y, brazo con brazo, vámonos fuera donde nadie nos mire.

Leer más...
 

Narrativa

S (s) y la no historia

Por CLAUDIA APABLAZA


Leer más...
 
Para llevar

Por BEGOÑA UGALDE

 


Leer más...
 
Mapas

Por JUAN SANTANDER

 


Leer más...
 
La Fortaleza

Por CARLOS LABBÉ

Invocación

Mal dirigidas, las palabras pueden hacerte más daño que un enemigo o alguien que te desea la muerte.


Leer más...