Skip to content
El rock está en otra parte PDF Imprimir E-Mail

Por JULIO CARRASCO


“¡Shostakovich: pongo una bomba en tu cerebro!” vociferaba un colega de licenciatura en composición de la Universidad de Chile en una de sus obras musicales. Entonces no entendí si con eso quería decir que estaba a favor o en contra del compositor ruso, pero es un poco obvio que se trataba de la segunda opción. Por supuesto que su animosidad partía por considerarlo liviano, o “bien”.

  

Era un tipo desinhibido, medio punk. Casi siempre andaba de malas pulgas. Tendría unos 23 años y no era especialmente talentoso, por no decir en absoluto, aunque tenía lo necesario para llegar a serlo: un poco de maldad. Me caía bien.

Una vez me contó de alguien (no quiso decir nombre) de la facultad que había sido violado en la penitenciaría.

Otra vez me contó de cómo había tenido sexo con una compañera en una de las aulas del subterráneo. Según explicaba, al terminar hacía escándalo (no ella sino él), y para graficarlo abría la boca e hinchaba las venas del cuello profiriendo un “¡Aaaaaaaaah!”.

Ya no pertenece a esta dimensión. Supimos un día que se había suicidado echándose un balde de gasolina y prendiéndose fuego en el patio de su casa de Estación Central. Nos juntamos allí una vez a estudiar para una prueba, por lo que puedo imaginar el escenario. Puso velas en orden, “hizo un ritual”, según contaba su amigo más cercano. Y dejó una obra llamada “Sinfonía de ruidos” sobre la mesa del living, ingenuamente convencido de su importancia estética. Seguramente se imaginaba convertido en leyenda. Pero terminó en www.plagio.cl.

Los vecinos se enteraron por los alaridos que daba mientras ardía. Alcanzó a hablar con su padre antes de fallecer en el hospital, le dijo que había tomado la decisión de partir con toda seriedad y que no le guardaba rencor. Supongo que, por esa última frase, no se llevaban bien. Días después mientras esperaba mi turno para rendir uno de los exámenes de fin de año, conversando con su mejor amigo (un chico que combinaba los estudios de música con la práctica del karate), le dije que si alguien lo hubiera abofeteado bien, tal vez la tragedia no habría ocurrido. Él se quedó callado y nunca más volvió a la escuela. Creo que lo ofendí. Fue tonto de mi parte, pero lo dije porque me daba rabia que se hubiera suicidado, y al mismo tiempo porque me daba rabia que su amigo, que era un buen tipo (espero que esté bien, dondequiera que esté), lo celebrara de alguna forma.

Matarse no es cool, compañeros. El rock está en otra parte.


Julio Carrasco
Acerca del Autor:

JULIO CARRASCO
Poeta, autor de Sumatra (Ediciones Tácitas, 2005) y Despedidas Antárticas (Mercurio Aguilar, 2006). Vocalista de Los Muebles.

Leer Más >>
Comentarios
Buscar
¡Sólo los usuarios registrados pueden escribir comentarios!

3.21 Copyright (C) 2007 Alain Georgette / Copyright (C) 2006 Frantisek Hliva. All rights reserved."

 
< Anterior   Siguiente >

Proyecto financiado con el aporte de:

Advertisement

Top

Habitar

Por DAVID VILLAGRÁN


Leer más...
 
Aeropuerto y otros poemas

Por ALEXIS CASTILLO

Leer más...
 
El Tarot de la Carretera

Por MANUEL ILLANES

 


Leer más...
 
Matria (Selección)

Por ANTONIO SILVA

la ópera fue ensayada día y noche, una pieza
sentimental para los comensales
una pequeña ventanita de cholguán y visillo
color muerto permite al lector fisgonear –y por
qué no reír de la india travestida de selva lírica.


Leer más...
 

John Ashbery

Traducido por TOMÁS COHEN


Leer más...
 
Fragmentos de "Baa Mithl Beith Mithl Beirut"

Por CLAUDIO GAETE BRIONES

Imane Humaydane-Younes nació en 1956 en Ayn Enoub, pueblo libanés de la montaña drusa. Durante las confrontaciones regionales y luchas interiores que ensangrentaron el Líbano entre 1975 y 1990, ella vio vaciarse su región de una gran parte de sus habitantes. Actualmente vive en Beirut, donde realiza un estudio sociológico sobre los desaparecidos durante la guerra.


Leer más...
 
3 Poemas de André Breton

Por FRANCISCO FALCATO

Leer más...
 
Poemas de "Počmes en Prose" (1915) de Pierre Reverdy

Por FRANCISCO FALCATO

MÁS LEJOS QUE ALLÁ

En la ventana pequeña, bajo el tejado, mira. Y las líneas de mis ojos y las líneas de los suyos se cruzan. Tendré la ventaja de la altura, se dice a sí misma. Pero enfrente cierran las persianas y la atención incómoda se inmoviliza. Tengo la ventaja de tiendas que mirar. En fin, sería preciso subir o vale más bajar y, brazo con brazo, vámonos fuera donde nadie nos mire.

Leer más...
 

Narrativa

S (s) y la no historia

Por CLAUDIA APABLAZA


Leer más...
 
Para llevar

Por BEGOÑA UGALDE

 


Leer más...
 
Mapas

Por JUAN SANTANDER

 


Leer más...
 
La Fortaleza

Por CARLOS LABBÉ

Invocación

Mal dirigidas, las palabras pueden hacerte más daño que un enemigo o alguien que te desea la muerte.


Leer más...