Skip to content
La forma de las cosas PDF Imprimir E-Mail

Por DANIEL VILLALOBOS

¿Vamos al cine a ver gente como nosotros? A veces. En otros casos, queremos el cuento de hadas.

 

 La película se llama La verdad sobre perros y gatos. La película es de 1996 y hoy luce anticuada de la misma forma que el cine de Tarantino o los clips de Nirvana lucen anticuados: tanta gente joven creyendo que serán jóvenes por siempre, tanto cinismo veinteañero, tantas gafas negras, tanta franela.

La historia es “de concepto”. Se trata de dar vuelta el mito de Cyrano de Bergerac, que aquí es una mujer llamada Abby Barnes (Janeane Garofalo). Abby es simpática, brillante y sensata. Es la veterinaria estrella de su propio show radial. Pero vive soltera junto a su gato porque es petisa, gordita y feúcha.

Abby hace amistad con su vecina, la rubia y hueca Noelle (Uma Thurman) y, por una confusión estúpida, el galán de rigor termina creyendo que Noelle es Abby y es de ella de quien se enamora. Pero –he aquí el truco- lo que de verdad encanta al tipo son las cosas que habla con Abby por teléfono.

La historia podrá ser desechable, pero sus implicancias no lo son, sobre todo porque la Garofalo estaba entonces construyendo un personaje público basado precisamente en el rechazo a las convenciones de belleza raquítica y rubia que imponía Hollywood. Y su gracia cuando aparece en pantalla es sugerir una y otra vez lo que de veras piensa: “No crean esta mierda. Un tipo como él miraría a una mujer como yo sólo en una película. Esperen a que se apaguen las luces. Esperen a verme sentada en un bar al final del día, a ver cuántos se me acercan. Esto es una mugre”.

El cine siempre ha sido cruel en ese sentido. Cuando los viejos directores hablaban de que la cámara te quiere o no te quiere, al final del día tenían razón. Una belleza exótica no es realmente exótica, sólo es una actriz bonita con un leve problema de estrabismo o una ceja más gruesa que otra. El chico “normal” que le quita la novia al galán del colegio no es en verdad “normal” y esa misma temporada le veremos modelando para GAP o en la portada de la Esquire.  

¿Vamos al cine a ver gente como nosotros? A veces. En otros casos, queremos el cuento de hadas. Y el cuento de hadas funciona sobre una lógica de exclusión, donde las brujas nunca ganan, los dragones mueren y son las doncellas las que se casan con los príncipes. De ahí la curiosa tensión que separa a La Verdad sobre Perros y Gatos de tantas comedias románticas que hoy nadie recuerda: sabemos dónde va la historia, sabemos que no puede terminar bien y que un final feliz sería falso e inmoral, pero –ajá- lo queremos de todas formas.

Como toda cinta de Hollywood, la película equilibra sus méritos sobre dos o tres datos inverosímiles que debemos tragarnos para que la cosa funcione. Uno, desde luego, es el más irónico: creer que Janeane Garofalo es fea, mentira gigante como una casa. Debe ser una de las mujeres más adorables que haya visto en pantalla.

El segundo y más problemático es creer que la inteligencia y perspicacia le ganan a la belleza física si sólo les das la oportunidad. Que si la persona que te atrae te prestara atención unos minutos, vería que tu mundo interior o tu personalidad son –ugh- fascinantes. Y por supuesto que no ocurre así. Por supuesto que la perspicacia y el ingenio aparecen después, no en el nervioso encuentro con tu alma gemela, sino más tarde, cuando ya no importa, cuando ya perdiste, cuando alguien más tomó la delantera, porque la triste verdad es que la mayoría de los feos que uno conoce son también torpes y tímidos cuando se enfrentan a sus amores. Esa es la verdadera tragedia: Cyrano sólo es Cyrano cuando está solo frente a su espejo.

Daniel Villalobos
Acerca del Autor:
DANIEL VILLALOBOS
Daniel Villalobos es periodista y escritor. Actualmente es editor de contenidos del sitio Bazuca.com y colabora en medios como La Tercera y Bioplanet. Además participa en un podcast de cine junto al crítico Gonzalo Maza.
Leer Más >>
Comentarios
Buscar
¡Sólo los usuarios registrados pueden escribir comentarios!

3.21 Copyright (C) 2007 Alain Georgette / Copyright (C) 2006 Frantisek Hliva. All rights reserved."

 
< Anterior   Siguiente >

Proyecto financiado con el aporte de:

Advertisement

Top

Habitar

Por DAVID VILLAGRÁN


Leer más...
 
Aeropuerto y otros poemas

Por ALEXIS CASTILLO

Leer más...
 
El Tarot de la Carretera

Por MANUEL ILLANES

 


Leer más...
 
Matria (Selección)

Por ANTONIO SILVA

la ópera fue ensayada día y noche, una pieza
sentimental para los comensales
una pequeña ventanita de cholguán y visillo
color muerto permite al lector fisgonear –y por
qué no reír de la india travestida de selva lírica.


Leer más...
 

John Ashbery

Traducido por TOMÁS COHEN


Leer más...
 
Fragmentos de "Baa Mithl Beith Mithl Beirut"

Por CLAUDIO GAETE BRIONES

Imane Humaydane-Younes nació en 1956 en Ayn Enoub, pueblo libanés de la montaña drusa. Durante las confrontaciones regionales y luchas interiores que ensangrentaron el Líbano entre 1975 y 1990, ella vio vaciarse su región de una gran parte de sus habitantes. Actualmente vive en Beirut, donde realiza un estudio sociológico sobre los desaparecidos durante la guerra.


Leer más...
 
3 Poemas de André Breton

Por FRANCISCO FALCATO

Leer más...
 
Poemas de "Poèmes en Prose" (1915) de Pierre Reverdy

Por FRANCISCO FALCATO

MÁS LEJOS QUE ALLÁ

En la ventana pequeña, bajo el tejado, mira. Y las líneas de mis ojos y las líneas de los suyos se cruzan. Tendré la ventaja de la altura, se dice a sí misma. Pero enfrente cierran las persianas y la atención incómoda se inmoviliza. Tengo la ventaja de tiendas que mirar. En fin, sería preciso subir o vale más bajar y, brazo con brazo, vámonos fuera donde nadie nos mire.

Leer más...
 

Narrativa

S (s) y la no historia

Por CLAUDIA APABLAZA


Leer más...
 
Para llevar

Por BEGOÑA UGALDE

 


Leer más...
 
Mapas

Por JUAN SANTANDER

 


Leer más...
 
La Fortaleza

Por CARLOS LABBÉ

Invocación

Mal dirigidas, las palabras pueden hacerte más daño que un enemigo o alguien que te desea la muerte.


Leer más...